¡Socorro, voy a reformar mi casa! Consejos para afrontar una reforma y sobrevivir en el intento - SERGI REFORMAS, Empresa de Reformas en general en Barcelona. Reformas integrales de viviendas, reformas de diseño, reformas de cocinas y baños en Barcelona

Todos sabemos, o hemos vivido, ese momento en el que comienzas a reformar tu casa o alguna de sus estancias y acabas harto de tener todo patas arriba. Comenzamos el proyecto con mucha ilusión, pero siendo sinceros, al final todos acabamos con ganas de acabar cuanto antes para recuperar tu hogar. Por ello es necesario saber cómo afrontar una reforma y sobrevivir a ella.

Como todo en la vida, si nos anticipamos a ciertas situaciones podemos hacer que estas sean más llevaderas. Aquí podrás encontrar algunas claves que te ayudarán a llevar mejor tus reformas:

¿Y lo bonito que va a quedar?

Cuando veas todos esos escombros en el suelo, no te desanimes, piensa en el futuro: Todo este desorden desaparecerá de tu casa y en unos días conseguirás que tu casa tenga el aspecto que querías.

Tienes que tener claro que la reforma va a suponer un beneficio en un futuro próximo, y de esta forma conseguirás que el día a día sea más llevadero.

Compara y elige

Antes de realizar cualquier reforma tienes que tener claro que la persona que la realice es profesional y no te va a hacer una chapuza en mitad de tu casa.

Por ello es beneficioso para todos pedir varios presupuestos, comparar profesionales y buscar referencias. Esto te hará elegir al profesional adecuado y a su vez te transmitirá la confianza necesaria para no agobiarte por el estado de la reforma.

Mezclar es malo

Al igual que en la conducción ‘Si bebes no conduzcas’, en las reformas mezclar profesionales puede ser una bomba de relojería.

Es decir, si tienes que realizar distintos tipos de reformas en tu casa, no contrates a profesionales de distintas empresas porque puede generar una serie de conflictos que hagan que la reforma se retrase o que no tenga el acabado deseado.

Nuestro consejo es que cuentes con profesionales cualificados que se encarguen del proyecto al completo.

Establece un contrato

Si no quieres llevarte un susto al final de la obra es mejor que firmes un cntrato con todas las bases y condiciones de la reforma.

Todo ello te dará una garantía escrita a la que agarrarte en caso de surgir algún problema a lo largo del proyecto.

Planifica y conseguirás resultados

No dejes que la reforma comience sin establecer unos plazos de ejecución para tener claro cuando vas a tener lista tu reforma.

Pero no te obsesiones, hay que tener claro que pueden ocurrir imprevistos que retrasen estos plazos. Ten la mente abierta a posibles problemas y esto te evitará algún que otro disgusto.

Sincérate contigo mismo

No intentes mentirte, todas las reformas son una molestia, y más si tienes que convivir con ellas. Por ello es bueno que tengas claro que vas a encontrar polvo, manchas, incomodidades,  escombros, etc. Pero que va a ser algo provisional, cuando todo acabe todo habrá servido para algo.

En definitiva, es bueno que cuentes con buenos profesionales que se hagan cargo de la reforma, que te aconsejen y que sean de gran confianza para no crear agobios innecesarios. Por otra parte, no debes obviar que van a ser unos días un poco liosos pero que te ayudarán a mejorar y a conseguir que tu casa sea más agradable y a tu gusto.